No hay una sola Flecha del Tiempo, sino 2. Y coexisten, y las 2 están «con y entre» nosotros

Nosotros estamos acostumbrados a una Flecha del Tiempo que va hacia adelante… Y cabalgamos sobre ella para progresar, para construir edificios y ciudades, para aumentar nuestro conocimiento constantemente. Pero…

Una inteligencia empleando la segunda Flecha del Tiempo (hacía atrás) destruiría cosas para “progresar”. Por ejemplo, partiría de un edificio que está construido y lo iría desmontando o destruyendo… Y a eso lo llamarían “Progreso”.

Pero no sólo eso, también partirían de un número determinado de conocimientos y con el paso del Tiempo irían perdiendo conocimientos, y a eso lo llamarían Progreso.

Ahora, por favor, caigamos en la cuenta de que respecto al primer ejemplo (el de destruir edificios y llamarlo Progreso), nosotros lo hacemos constantemente y necesitamos hacerlo para sobrevivir: “Rompemos edificios y lo llamamos “Progreso””… Piensa unos instantes, querido lector… ¿Adivinas a qué me refiero?…, ¿no?…

Te invito a dar un relajante paseo, por la orilla del mar para pensar tranquilamente sobre ello… Yo lo hago cada tarde en el bellísimo pueblo de Torre del Mar (Málaga), procurando sincronizar mis pasos con mis lentas ondas cerebrales…

… Sí, me estoy refiriendo a las moléculas de los alimentos que ingerimos: desde un punto de vista estructural esas moléculas son edificios imponentes y las destruimos en todo el largo proceso de la digestión para obtener su Energía que luego utilizaremos para pensar, correr, amar, escribir, etc. Y el sobrante de esos edificios, los escombros, por así decir, son las heces fecales.

Lo mismo hacemos siempre que queremos obtener Energía que está almacenada en otros “edificios”: los destruimos y su Energía se libera durante la destrucción: el ejemplo que ha marcado nuestra era moderna es la destrucción del átomo en la Fisión Nuclear1. Pero otro ejemplo también muy directo es lo que sucede en el interior de cualquiera de los cilindros de un coche, donde los largos y elegantes edificios de hidrocarburos son destruidos sin piedad, obteniendo su Energía que mueve el pistón, que pasa al cigüeñal y llega hasta las ruedas… Y a eso lo llames Progreso y te permita llegar a tiempo al trabajo.

Bien, ya vemos que la ENERGÍA es la moneda de cambio:  obtenemos Energía de los procesos que van hacia atrás en el Tiempo y nosotros tenemos que dar Energía para ir hacia adelante en el Tiempo.

Dibujo 1: dos círculos con Flechas (Energía) entrando y saliendo: si salen es que dentro del círculo el Tiempo va hacia atrás. Si entran es que dentro del círculo el Tiempo va hacia adelante. Cada círculo representa a un Sistema de cualquier clase.

IMÁGENES 1

En este última Imagen vemos y comprendemos 2 cosas muy importantes:

(1)   Que el momento Presente surge o emerge del intercambio de Energía entre 2 Sistemas cualesquiera: Así es, tal como se ve en el dibujo, el Presente surge del Enlace entre las 2 flechas del Tiempo. 

(2)   Que una Flecha del Tiempo no puede existir sin la otra Flecha y viceversa: la Flecha del Tiempo Directa necesita de la Invertida para alimentarse y viceversa.

(3)   Que para determinar las Flechas del tiempo y el Momento Presente NO sólo se necesita que haya intercambio de Energía, sino además destrucción y construcción de «alguna estructura compleja» respectivamente: Por ejemplo, un huevo que se fríe en la sartén NO se destruye, sino que se transforma, de forma parecida a cuando tomo el sol me pongo moreno superficialmente y tampoco me destruyo por ello.

De hecho, como veremos en otro post,  las 2 Flechas del Tiempo coexisten y conviven con nosotros. Siendo la Flecha del Tiempo Invertida aquella en que sus procesos tienen su origen en nuestro futuro. Y su final en nuestro pasado. Y en virtud de esa Flecha invertida, también veremos «en ese post del futuro» cómo siempre nos resultará muchísimo más fácil destruir cualquier cosa que construirla (2º Principio de la Termodinámica). En efecto, por ejemplo, construir un edificio es normal que lleve desde meses a años. Destruirlo, en cambio, puede hacerse en unos… digamos 10 s (segundos) con cargas de dinamita estratégicamente distribuidas.

Por favor, notemos que en todo esto hay un hecho crucial: nosotros NO podemos viajar hacia adelante en el Tiempo, si dentro de “nosotros” no hay algo que viaja hacia atrás en el Tiempo, y al viajar hacia atrás (destruyendo los correspondientes edificios, es decir, los Alimentos) nos da la suficiente y vital Energía para poder ir hacia adelante en el Tiempo.

Nosotros, mirándonos a escala planetaria, como civilización, podemos ir hacia adelante en el Tiempo porque hay algo dentro del sistema que yendo hacia atrás en el Tiempo nos da la suficiente Energía para que nosotros podamos ir hacia adelante en el Tiempo. Y ese algo es…

Querido lector… ¿Te apetece otra vueltecita por la orilla del mar?…

…Y ese algo es… Nuestro Sol.

Así es, en nuestro Sol, el Tiempo va hacia atrás porque cumple las 2 condiciones para que su Flecha del Tiempo vaya hacia atrás: hay destrucción y hay cesión de Energía: se destruye masa en el proceso de Fusión Termonuclear (así nuestro Sol pierde 4,089 x109 kg/s. O sea, algo más de cuatro mil millones de kilos de materia por segundo; Lo que cada año tan solo representa un 6,5 x 10-12 % de su masa) y por ello la Energía la cede a raudales en virtud de E = mc2. Y una pequeñísima fracción de esa Energía llega hasta nuestro Planeta Tierra a razón de hasta 1300 julios de Energía electromagnética cada segundo (Esta es la Energía que se recibe en la parte superior de la atmósfera y a este parámetro se le suele llamar Insolación o Constante Solar).

Energía Solar que hace que en nuestro planeta puedan existir un sinfín de procesos con la Flecha del Tiempo hacia adelante (incluido nuestro cerebro).

Pero analicemos las cosas de forma más detallada:

¿Qué pasaría si nuestro cerebro estuviese totalmente aislado? (Aislado del Sol y asilado de todo)…

Pues que el cerebro sólo podría pensar (y existir) si tuviese en su seno algún proceso que fuese hacia atrás en el Tiempo y le suministrase Energía. Por favor, nótese que después del paréntesis donde he hablado de nuestro Sol, esto engarza con el hecho crucial (en amarillo) que mencioné anteriormente: Nuestro cerebro si no tiene ningún aporte de Energía (Es decir, nada en su seno, que vaya atrás en el Tiempo con procesos que tienen su origen en nuestro futuro), NO puede existir. Y así es cómo efectivamente sucede: nuestro cerebro se cuida muy bien de tener un aporte continuo de Energía a través de la red arterial (capilares incluidos). Energía que, como ya he mencionado, se obtiene destruyendo los magníficos edificios de los hidratos de Carbono y de las Grasas en el complejo y fascinante proceso del metabolismo.

Así en algún sitio o sitios de nuestro sistema “cerebro” tiene lugar una salida de Energía (mediante algún proceso que va atrás en el Tiempo) y esa Energía el cerebro la toma para poder ir hacia adelante en el Tiempo y así “crear” nuestra Conciencia que, naturalmente y en un proceso que se muerde la cola, percibe como prioritaria la Flecha Directa del Tiempo (hasta el punto de llegar a negar la Flecha Invertida con bastante empecinamiento).

Nota Especial: En verdad, nuestro cerebro NO es la mejor herramienta para ver la Realidad exacta de las cosas. Y esta palpable carencia del cerebro se puede mostrar con 2 (de las múltiples) Ilusiones Ópticas más sorprendentes que he visto jamás (aquí tienes esta y aquí esta otra) Quisiera destacar también que los Magos e Ilusionistas se ganan la vida gracias a que nuestros cerebros no ven la REALIDAD completa de las cosas, sino una Interpretación de la Realidad que normalmente deja bastante que desear. Pero, afortunadamente, están llegando refuerzos: ahora mismo (Marzo de 2021) estamos en los Inicios de las primeras aplicaciones serias de la Inteligencia Artificial (IA) y esto ha sido de Gran ayuda para poder obtener en un Tiempo Record las primeras vacunas contra el Covid-19 que tanto daño ha hecho a nuestra civilización y a nuestra economía. En los próximos años se esperan grandes avances en Inteligencia Artificial (y también en Computación Cuántica) que permitirán profundizar y ver cada vez más claro en el Tejido de la Realidad.

Acabamos de ver un ejemplo (el cerebro) de cómo coexisten las dos Flechas del Tiempo. Veamos otro ejemplo más, para aclarar más conceptos:

Pongamos que nosotros vamos en coche a 120 km/h por la autopista. Para simplificar podemos decir que todos los elementos del coche van con la Flecha del Tiempo hacia adelante, excepto… ¿Lo adivinas, querido lector?

¿Hace una playita para pensar un rato?…

…Sí, excepto el interior de los cilindros del motor del coche. Y en concreto en cada una de las millones de reacciones químicas que tienen lugar dentro de esos cilindros, donde cada imponente edificio de hidrocarburo es destruido para convertirlo en los productos de deshecho que salen por nuestro tubo de escape, contaminando el planeta (el malvado CO2 y otros elementos indeseables…).

Resumiendo, en el interior de los cilindros de nuestro coche el Tiempo va hacia atrás, para que nosotros podamos ir con el Tiempo hacia adelante.

Vemos así, de forma sencilla, que el sentido de la Flecha del Tiempo es un fenómeno local y volúmico: en todo el volumen del interior de cada cilindro de nuestro coche el Tiempo va hacia atrás. Y en el resto del volumen del coche el Tiempo va hacia adelante. (1)

Nota especial: Por favor, no confundir la dirección con el sentido de la Flecha: Dirección sólo hay 1, sentidos hay 2. Igual que en una autopista sólo hay una dirección y 2 sentidos. Dirección: Barcelona-Málaga. Sentido 1: de Barcelona a Málaga. Sentido 2: de Málaga a Barcelona.

Pero ojo! La frase anterior (1) hay que tomarla de una forma aproximada porque como ya hemos visto, en nuestros cerebros (y en nuestros cuerpos) también habrá pequeños volúmenes en que el Tiempo fluirá hacia atrás (ya lo hemos visto para el caso de nuestro cerebro) y dentro del coche también habrá pequeños volúmenes donde el Tiempo también fluirá hacia atrás: por ejemplo, supongamos que llevamos puesta la radio. Pues bien, en cada circuito, molécula o átomo de esa radio cuyo comportamiento sea exotérmico (es decir, que libera Energía), el Tiempo irá hacia atrás…

Vemos entonces (y esto es muy muy IMPORTANTE) que si bien el sentido de la Flecha del Tiempo es un fenómeno local y volúmico, esos volúmenes están imbricados y solapados de forma compleja . Y muy particularmente en toda sustancia dotada de eso que llamamos…Vida.

Pero incluso tú, querido lector, realizas procesos que van atrás en el Tiempo de manera consciente. Entiéndaseme, por favor, “de manera consciente” no significa que tú seas consciente de que cuando los realizas estás yendo atrás en el Tiempo en ese momento. Pero cuando ahora mencione algunos de esos procesos creo que “comprenderás su esencia” de manera íntima, y te será fácil reconocer que en esos momentos estás yendo atrás en el Tiempo.

Eso sí, para que nadie se rasgue las vestiduras, recomiendo leer las siguientes líneas completamente desnud@:

Hay una serie de fenómenos en el cuerpo humano que los experimentas igual que si te tirases por un tobogán: una vez que han empezado no los puedes detener ni que quieras:

Ahí está por ejemplo, un estornudo: superado un punto de no retorno, el estornudo es irremediable: toda la parte superior de tu caja torácica va hacia atrás en el Tiempo liberando una gran cantidad de Energía que sirve para expulsar los virus y microbios que pretenden entrar por tus vías respiratorias. Nótese, especialmente, el fuerte placer que produce el estornudo. Sobre todo si éste se realiza a pleno pulmón y sin inhibiciones de ninguna clase. Y nótese también su carácter explosivo, muy típico, como veremos, de gran cantidad de procesos que van hacia atrás en el Tiempo.

El ataque de Risa es otro de los fenómenos que marchan atrás en el Tiempo, cuesta mucho detenerla cuando el chiste es muy bueno y se produce con gran liberación de Energía. Y en muchas ocasiones necesitas parar al menos para tomar aire, y no puedes. Si quieres experimentarla para comprobar a lo que me refiero, te invito a leer esto

En tercer lugar tenemos… El orgasmo (sí, por eso decía lo de que nadie se rasgue las vestiduras): te viene y no lo puedes frenar. El placer barre todas las neuronas y todo tu cuerpo va hacia atrás en el Tiempo, con una fascinante liberación de Energía que experimentas en forma de un placer tan intenso que, en muchas ocasiones, te parece estar formando parte del mismísimo Big Bang. Su carácter explosivo (aunque en este caso en sucesivas explosiones que van llegando en ondas u olas) es inconfundible y es la “marca de la casa” de los fenómenos que van hacia atrás en el Tiempo.

Por favor, permítaseme la siguiente Licencia Esotérica (pero, a la vez, admitamos que el Esoterismo se nutre muchas veces de la “vaga Intuición”, no de la Ciencia, y por eso suele ser muchísimo más erróneo, aunque, como en todo, puede haber excepciones (que confirman la Regla). Y la Licencia es esta: Por favor, nótese, que en todos estos procesos, se experimenta un placer notable (sobre todo en el tercero). Y es que cuando te acoplas a la Flecha del Tiempo a Gran Escala del Universo, entras en sintonía con el Universo y por eso conectas con esa fuente Superior de placer tan extraordinaria. (Sí, esoterismo en Estado Puro, pido disculpas a los Científicos que me estén leyendo. Pero creo que puede estar justificado porque muchas veces la “vaga intuición” es lo que te empuja a seguir uno u otro camino en el laberinto de la Ciencia (Cerebro derecho (intuitivo, esotérico) como guía y auxilio del Cerebro izquierdo (lógico, científico)).

De hecho, ya hemos visto que los procesos que van hacia atrás en el Tiempo están complejamente mezclados en todo tu cuerpo con los procesos que van hacia adelante en el Tiempo. Pero a muy largo plazo (unos 100 años, una vida humana) la Flecha del Tiempo a Gran Escala del Universo se impone: destruyendo todo tu edificio al completo, destruyendo todo tu cuerpo, en ese proceso que llamamos envejecimiento y que culmina con la muerte.

Nota: De forma que cuanta más (Energía/año) liberes en más volúmenes de tu cuerpo, tanto más sano estarás y tanto más fuerte… Y tu edad biológica será menor… Y a eso le llamamos “hacer deporte”

Así a muy largo plazo y en todo el volumen de tu cuerpo, habrás viajado más hacia atrás en el Tiempo que hacia adelante (sobre todo a escala celular, que es donde se produce la liberación de Energía metabólica). Para, al final, convertir la belleza de tu cutis y el brillo de tus ojos en simple polvo mecido por los Alisios. Sí, creo que el Génesis 3:19, fue la primera formulación del 2º Principio de la Termodinámica: “Polvo eres y en polvo te convertirás”.

Pero no olvidemos que en el último suspiro, en ese último Umbral entre la vida y la muerte, deberá de haber necesariamente una transferencia de Energía. Y la Energía, como bien sabemos, nunca se destruye, sólo se transforma, dejando una vía de escape a la supervivencia de la Conciencia (lo que engarza con mi Artículo: https://www.albertvilella.com/opiniones/demostracion-cientifica-de-que-hay-vida-despues-de-la-muerte/

Y de igual forma que el estornudo y el orgasmo son fenómenos que van hacia atrás en el Tiempo. Y que se sienten de esa forma tan… “sui géneris”… También intuyo que el cerebro al completo no puede abstraerse por más de 24 horas de zambullirse en la Flecha del Tiempo a Gran Escala del Universo… Y por eso necesita… dormir.

Esta última observación merecería, por sí sola, un Capítulo entero dedicado a ella. Pero, de momento, me quiero centrar en la Física (para mí, más vocacional que la Biología). Aunque, por supuesto, dejo abierta la puerta a que alguien quiera desarrollar el tema: ¿A dónde vamos realmente durante 1/3 de nuestra vida?…

Pero tampoco hace falta acudir a procesos tan íntimos para ver en acción la Flecha del Tiempo invertida. Así, cualquier proceso de destrucción rápida: la demolición de un edificio, la rotura accidental de una copa de vidrio en mil añicos, el frenado brusco de la caída de un objeto por acción de la gravedad (el impacto contra el suelo, por ejemplo)… Son claros ejemplos que estudiaremos más en profundidad en un próximo Post y que dejan al descubierto la Flecha esencial de nuestro Universo: la Flecha del Tiempo invertida respecto a la que nosotros estamos acostumbrados a percibir.

Este Artículo tiene licencia:

This image has an empty alt attribute; its file name is cc-by-nd.png

Creative Commons Attribution-NoDerivatives 4.0 (Es decir, puedes reproducirlo donde quieras si mencionas debidamente al Autor, incluso para fines comerciales. Pero para hacer Obras derivadas vas a necesitar mi consentimiento expreso por escrito. Lo que significa que yo no me niego a las obras derivadas, siempre que me informes previamente de tu intención de publicarlas y yo te las apruebe. De hecho, aprecio muchísimo las obras derivadas puesto que son la única manera de hacer crecer el conocimiento colectivo. Pero, como quizá comprenderás, no puedo permitir obras derivadas que tomando mis ideas como base, las desvirtúen o tergiversen. Por eso los términos expresos de esta Licencia.

This image has an empty alt attribute; its file name is Compartelo3.gif

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *